Curando un Cilindro

Nuestros cilindros ya vienen “curados” . Este proceso sirve para proteger del óxido y la corrosión el interior del cilindro y sólo se realiza una vez. Sólo están curados los cilindros de la línea “Tradicional”, los de la línea “Premium” no requieren curación.

Muchas personas creen erróneamente que la “curación” sirve para eliminar olores o la pintura que muchos cilindros reciclados traen. Estos cilindros son peligrosos para la salud, porque al momento de la cocción el plomo de la pintura se adhiere a nuestras carnes.

Los cilindros NO DEBEN ESTAR PINTADOS POR DENTRO. Recuerde que su salud y la de su familia es lo primero. A continuación conocerán en qué consiste este proceso, sólo para conocimiento, ya que como indicamos anteriormente, los cilindros ya vienen curados.

Paso 1. Con cualquier grasa animal como la del pollo o cerdo, se frota la parte interna del cilindro, incluyendo el soporte de los ganchos, la rejilla de protección y el interior de la tapa. La carbonera y la base del cilindro no se curan.

Si desea ver el proceso en video, click aquí

Paso 2. Se encienden unos 2 kg. de carbón sobre la carbonera. Esta cantidad es para cualquier tamaño de cilindro.

Se puede adicionar también leña de algarrobo, le dará un olor especial a su horno.

Si quiere aprender a encender el carbón de una forma muy fácil, click aquí.

Paso 3. Finalmente, luego de asegurarse que los carbones han encendido, se coloca el cilindro sobre su base y se tapa. Se deja “curando” durante una hora aproximadamente.

En el interior se formará una capa de protección de color oscuro, y cada vez que lo use se irá oscureciendo aún más. Esta capa, es una protección natural.

Recuerde que no se lava ni se utiliza detergente para limpiar los accesorios internos.

Comments are closed.
e88c016a-8352-4873-b108-d36377f7fdc1